Aunque en Occidente se ha avanzado mucho por la participación de las mujeres en política, este avance no ha sucedido igual en otros lugares del mundo, en los cuales las mujeres están discriminadas.

Occidente es una pequeña isla en el mundo, de manera que podemos decir que la mayor parte de las mujeres tienen más complicado participar en política que los hombres, lo cual se debe a varias razones que vamos a ver a continuación.

politica

Leyes discriminatorias

A los occidentales nos puede parecer mentira, pero lo cierto es que aún existen muchos países en el mundo en los cuales hay leyes discriminatorias, leyes que prohíben que las mujeres participen en política.

En algunos casos las leyes no prohíben directamente, pero dificultan la participación y en algunos países cornudos ni siquiera hacen falta leyes, pues es la misma sociedad la que impide a las mujeres participar en la toma de decisiones, de forma que en esos países la política sólo se hace teniendo en cuenta los intereses masculinos, dejando a un lado los intereses del 50% de la población.

Falta de formación

En otros casos, o unido a lo anterior, la mujer no puede participar en política porque no tiene formación. En muchos países las niñas no tienen acceso a la escuela o los padres no les dejan estudiar más allá de la educación básica.

Eso hace que a la hora de la verdad no puedan representar a sus ciudadanos, pues lo cierto es que para ser político, al menos para alcanzar cierto nivel, la formación es algo imprescindible. Sin ella no hay nada que hacer, por lo que ésta es otra forma de discriminación política en contra de la mujer.

Las mujeres han demostrado sobradamente su capacidad para hacer política, pero sin formación no pueden hacerlo.

¿Qué hace la ONU para solucionar estos problemas?

Desde el programa ONU mujeres se están tomando medidas para paliar estos problemas, comenzando por trabajar para impulsar cambios de leyes en estos países, influyendo en lo posible para que poco a poco se adopten medidas por la igualdad.

Para que estas medidas se puedan adoptar, ONU mujeres  apoya a aquellos partidos y líderes, ya sean hombres o mujeres, que en estos lugares trabajan por el cambio de las leyes, de manera que al fin la mujer deje de estar discriminada.

Al mismo tiempo, tienen programas de capacitación, que enseñan a las mujeres lo que tienen que saber maduras sobre elecciones, leyes electorales, etc. En definitiva, ONU mujeres tiene programas para ayudar a las mujeres a formarse, una formación que les ha sido negada por el hecho de su sexo.

Por último, otro de los ámbitos en los que actúa es en el de las propias elecciones. Hay países en los que no se respeta el derecho a votar de la mujer, bien impidiéndoselo o bien condicionando el voto a lo que el varón de la casa decida.

Del mismo modo, también hay países en los que una mujer puede sufrir violencia por el hecho de votar o de presentarse en unas listas electorales, algo con lo que ONU mujeres trabaja desde hace un tiempo, aunque es cierto que aún queda mucho camino por delante.

De todas maneras, poco a poco la ONU está haciendo su trabajo y las sociedades van cambiando